Tips para rediseñar el sitio web de tu comercio y mejorar su rendimiento

Tips para rediseñar el sitio web de tu comercio y mejorar su rendimiento

Tips para rediseñar el sitio web de tu comercio y mejorar su rendimiento

Muchas veces el tema del diseño no se resume a lo técnico, tiene mucho que ver con el enfoque y en el caso de las tiendas online o sitios web de comercio de cualquier tipo, los administradores de dichos sitios se guían por decálogos que aparecen en cualquier blog pero, al estar más enfocados, terminan apuntando al objetivo incorrecto y de paso de manera incorrecta. En este artículo te mostramos algunos enfoques errados en el diseño web de comercios online y como corregirlos.

Para empezar debemos entender que nuestro sitio es el comienzo de una serie de pasos y elementos que conforman una estrategia de marketing online, en algunos casos, el mismo sitio tiene la opción de cerrar la venta, pero la visión de la web es el momento en que se hace contacto con el cliente, es decir, el inicio y así debemos mirarlo, no como el final de la estrategia.

Error común: “Solo el contenido importa, el diseño es secundario”. Mucho cuidado con caer en este error, claro que tu sitio web debe tener buen contenido, desde hace mucho el diseño web para tiendas online recomienda trabajar blogs para fortalecer de manera directa el posicionamiento e interacción fortaleciendo una comunidad de seguidores/clientes, pero si el contenido es el rey, no lo sientes entre trastes viejos y ropa sucia. Si tu web está llena de links rotos, imágenes mal definidas, ventanas emergentes intrusivas, no valdrá de nada lo pulido que esté tu rey.



Es importante que entendamos y nos enfoquemos en que un sitio web no es un folleto virtual. De ninguna manera es comparable y la visión pasiva de los folletos hace que tal enfoque sea fatal. No se trata de crear un sitio web y sentarte a mirar porque, en esa creencia, millones de personas vendrán de la nada ansiosos a tomar cada uno su folleto, luego calculas la convertibilidad y eres millonario. ¡PARA NADA! Internet hoy funciona con la interacción, es lo que significa 2.0: Interacción. Lo principal en un sitio que espere vender o colocar cualquier producto o marca en el mercado es que interactúe realmente con sus visitantes y/o clientes, que sientan que alguien les está atendiendo y no que les dejaron una mesa llena de folletos.

De extremo a extremo: Toda la información en el home o mucha información oculta en el interior de la web. Son errores lamentablemente comunes. Si quieres vender algo tienes que mostrarlo. Datos como un número de contacto, información sobre el producto o servicio que ofreces, qué aporta este producto o servicio al cliente, todo ello debe ir en el home. No mucho más, ojo, no coloques tu reseña, historias de éxito con 10 productos anteriores (reales o ficticias) y mucho menos coloques 40 testimonios en el home, luego se hace evidente que son testimonios creados. Lo otro grave es no colocar nada de información en el home y esperar que el cliente para ver el número telefónico haga un clic en una pestaña, información del producto, haga clic en otro espacio, para mirar un video introductorio de publicidad sobre el producto (que debería estar visible en el home), también hacer clic.

Son errores, claramente visibles al analizar desde fuera, pero que se siguen repitiendo, por eso recomendamos difundir este artículo, compartirlo en tus redes ayudará a llevar información valiosa a tus contactos.