La venta online

Si el mundo online ya estaba creciendo a pasos agigantados… la situación actual que estamos viviendo ahora mismo no ha hecho más que acelerar el proceso.

El avance de la tecnología en últimos años ha creado un sistema de mercado con mayor valor tanto para el propietario como para el comprador, estableciendo a la vez, una red de competencia mucho más amplia y agresiva.

Ni la venta online ni la tradicional son tarea sencilla, ambas tienen sus pros y sus contras, pero lo que es indiscutible es que esta forma de negocio ha crecido y seguirá creciendo potencialmente.

La venta online tiene la finalidad de vender productos, servicios, ideas… a cambio de una contraprestación económica (la gran mayoría de veces).  Una de las principales ventajas que tiene este método es que rompe con muchas más barreras que la venta tradicional. ¿Por qué? Básicamente porque la oferta no solo  llega en la ciudad o residencia de la persona, sino que puede vender a nivel mundial y por tanto, abarca un campo mucho más grande y con más posibilidades. Otro punto a favor, es que no existen horarios, es decir, la venta online es un negocio abierto los 7 días de la semana durante las 24 horas.

A medida que el número de usuarios aumenta, el sistema de venta online se potencia. Hoy en día, más del 47% de la población mundial es usuaria de internet y el 51% tienen teléfonos móviles, traduciéndose a más de 7.395 millones de personas con acceso permanente a internet, y por tanto a la venta online.

Si es cierto que hay aún quien piensa que no es un sistema del todo seguro. Internet es un mundo con muchas trampas y el nivel de fiabilidad quizá para algunos no es tan seguro como comprar directamente a mano. Pero, nada más lejos de la realidad. Todos somos conscientes de que en un futuro no muy lejano, este sistema de compra será el habitual, y el tradicional poco a poco irá quedando atrás. Por ello, ya es muy alto y potente el nivel de seguridad, y bien seguro que su potencial seguirá elevándose a medida que la venta online se asiente.

El mundo digital no es un mundo el cual deba ser temido, bien al contrario. Es un sistema destinado a facilitar nuestro día a día y que a todos estemos mejor conectados.

La venta online rompe las barreras que el sistema tradicional de venta tiene impuesto y facilita el acceso de productos, servicios…  cualquier cosa que se desee sin necesidad de desplazarse o pagar grandes cantidades por ello.

LinkedIn
Share
Instagram
WhatsApp chat