9 Problemas de una ecommerce (y cómo solucionarlos)

Los problemas de un ecommerce son amplios y variados pero hay 9 especialmente que de no solucionarse pueden bajar hasta el suelo tu volumen de ventas. ¿Te interesa saber cuáles son y cómo solucionarlos? Sigue leyendo.

Debes toar este post sobre errores de una ecommerce como una checklist, a medida que los leas, entra en tu web y asegúrate de que para ti no supone un problema.

De ese modo, cuando hayas acabado de leerlo podrás contar con la tranquilidad de saber que este mes, tus ventas seguirán subiendo. Y si encuentres algo… simplemente lee su solución y aplícala cuanto antes.

¡Vamos a ello!

La cheklist de problemas de una ecommerce

Toma papel y boli o una hoja de cálculo y anota.

Contenido innecesario

¿Todo el contenido que tienes en tu web es necesario?  Seguro que no… tienes posts que no están posicionándose y que hasta la restan autoridad a tu página. Seguro que también tienes textos informativos que no contestan a las preguntas de los usuarios y aumentan tu tasa de rebote. O simplemente… has hecho un texto demasiado largo y estás quitándote un espacio que necesitas para las ventas.

¿Algo de esto te resulta familiar?

Para solucionarlo: usa Google Search Console para analizar el posicionamiento de tus URLs y sobre todo, para eliminar las que ya no necesitas.

Y por supuesto, cambia el contenido de aquellas que lo necesiten para seguir subiendo por las SERPs.

Ticket medio bajo

Esto es muy habitual cuando estás empezando, si este es tu caso, no te agobies ni te precipites. Necesitas subirlo pero poco a poco, si subes demasiado los precios de tu web, tus clientes se irán para no volver.

Solución: De hecho, no se trata de que aumentes los precios, sino de que consigas llevar a los clientes hacia tus productos más caros. Necesitas un funnel de ventas o el mejor email marketing.

No hacer un seguimiento

Esto tiene relación con lo anterior. Si no sabes en qué fase se encuentra cada usuario es imposible que les ofrezcas lo que necesitan.

Por ejemplo, no puedes escribirle el mismo email a alguien que acaba de conocerte y entra en tu tienda por primera vez, que a alguien que era un cliente habitual pero lleva meses sin comprarte después de que un producto no cumpliera con sus expectativas.

¿A qué no tienen nada que ver? Si no haces un seguimiento, no podrás venderles.

Obviar el SEO

Por suerte, la mayoría de personas están familiarizadas con el término SEO, aunque pocas saben con exactitud lo complejo que es el mundillo. Si tus contenidos no se posicionan, si tus artículos no aparecen en Google cuando alguien los busca… no estás usando bien el SEO. Algo bastante habitual.

Mi recomendación es que contrates a un SEO experto, de lo contrario irás dando tumbos y nunca llegarás a la primera página de Google.

Base de datos defectuosa

¿Te acuerdas de lo importante que es realizar el seguimiento? ¿Y de la solución para subir el ticket medio? Bien, pues ninguna de estas dos son posibles si no cuentas con una base de datos. Si esta es incompleta, está desactualizada o hay errores, ninguna de tus estrategias para vender a más clientes, atraer a tu target o subir el ticket medio, funcionará.

La solución es muy sencilla, revísala, almacénala en un lugar diferente. Actualmente existen muchos programas para filtrar y usar las bases de datos.

No usar email marketing

¿De verdad no usas el email marketing? ¿Y cómo estás vendiendo? Si esperas que mágicamente después de una primera compra el cliente vuelva, espera sentado a que este problema de tu ecommerce se solucione.

Probablemente la compra de un usuario que no conocía tu tienda no es demasiado costosa. Puede alcanzar los 30 euros, no más. ¿Y cómo vas a venderle todo lo demás?

Para eso se usa el email marketing para ir guiando al usuario hasta tus productos o servicios de ticket más alto y sobre todo, hacia los que necesitas. Para eso usas la base de datos, para saber qué compró la última vez y filtrar tus emails.

Solución: busca una plataforma de email marketing para tus emails automatizados.

No mejorar tu diseño online

¿Crees que es suficiente? El menú desplegable es correcto, las letras son grandes y se leen con facilidad y las imágenes tienen calidad. ¿Por qué iba a ser un problema de tu ecommerce?

Pero eso no basta. El reto de competidores tiene un diseño web estratégicamente creado para enredar al usuario, para que pase horas y horas dentro.

Solución para dejar de enviarle tu target a la competencia: contrata a un profesional.

Te ven pero no vendes

¿Tu tasa de conversión es baja? Sin duda algo falla. Vender es un proceso, formado de tre etapas fundamentales: atracción, venta y fidelización.

En tu caso todo va bien en la primera, atraes a la gente, hay visitas en tu web, pero… no compran.

Solución: revisa tus tickets, revisa el método de pago, los carritos abandonados, la accesibilidad a los productos, los botones, el contenido…todo. Analiza todo lo que tiene que ver con esta fase y compárala con una tienda de éxito. El fallo puede ser cualquier cosa… un ticket muy alto, contenido deficiente, botones de compra pequeños, métodos de pago lentos…

Muchos carritos abandonados

Si este es el problema de tu ecommerce, es un problema grave. Significa que estabas a nada de conseguir una venta o un cliente y lo has perdido. ¿Por qué? Quizá por algo que escapa de tu control como una emergencia del cliente que tuvo que desatender su compra.

Pero si esto ocurre con mucha frecuencia, probablemente el fallo lo tengas tú.

Para solucionarlo, usa el email marketing con emails recordatorios (si no funciona puedes probar a bajar el precio), también puedes simplificar al máximo la pasarela de pago.

Otro inconveniente habitual, son las dudas en el último momento. El cliente no sabe si lo envías o no a casa, si se aplica el descuento del cupón, si el coste del envío es 0€, etc. Para ello crea contenido más claro durante el proceso de pago, aclara las dudas en un email o incluye chatbots.

Compartir
Abrir chat