7 Reglas de oro sobre Alojamiento Web

7 Reglas de oro sobre Alojamiento Web

     Trabajar en internet, echar a andar un proyecto web ya implica la necesidad de conocer algo sobre hosting, el alojamiento web es ese espacio, ese piso, donde podremos construir nuestra casa (sitio web). Si hablamos de Marketing Digital y Desarrollo Web, se multiplica la importancia de conocer sobre el tema de web hosting.

Como en todos los temas virtuales y no virtuales, el alojamiento web es producto de muchos mitos creados, a veces se trata de la opinión de alguien que no supo configurar algún mecanismo o que, habiendo cometido una infracción, empieza a correr rumores en los foros para desacreditar a alguna compañía. Los caminos son muchos, pero para aclarar la verdad de estos mitos tenemos estas siete reglas.

Ideas > Dominio > Hosting > Ideas

En el camino del trabajo web, bien que te dediques específicamente a posicionamiento SEO, Community Mánager o Marketing Online  de manera más amplia, siempre encontramos este “círculo”, una idea para un proyecto, que te lleva a planificar, usar las herramientas del Keyword Research  hasta dar con el mejor dominio, luego hospedarlo en un buen web hosting y echar a andar el resto de las ideas para que el proyecto, de manera funcional y directa, triunfe.

Es este artículo, de manera directa, hablaremos de la fase del alojamiento o hosting, centrándonos en que las reglas que mostramos aclaren las dudas más frecuentes y sirvan de guía tanto a los que se inician en el mundo web como los que ya conocen algo, pero tienen dudas sobre el tema.

  • No existe lo ilimitado: Por lo menos no en cuanto a los elementos de hosting compete. Si no existe tal cosa como el espacio en disco ilimitado, ni transferencia ilimitada ni nada por el estilo, mucho menos podría ofrecerlo una compañía de hosting a sus clientes, ¿no te parece? Es una treta publicitaria, hay que tenerlo claro y no correr tras una oferta porque nos parece que estamos encontrando la piedra filosofal por un costo apenas superior del servicio promedio.
  • La calidad del soporte es innegociable: No solo la calidad, tienes que adaptarse a tus necesidades, si hablas español, de nada te valdrá, ante una emergencia, que te respondan al segundo si solo escriben y hablan en inglés desde el soporte. Lo mismo para el caso contrario, que hablen tu idioma vale poco si se retrasan días para atender cada problema. El soporte debe tener TODO lo que necesitas y nada menos.
  • Alojarse en Hosting reseller siempre será un riesgo: Una persona que inicia ofreciendo dominios a partir de un Reseller es alguien que no ha diseñado ni invertido en una estructura propia para soportar cualquier problema y sencillamente, no es una compañía del peso de muchas en el mercado.
  • Huye de los Hosting gratuitos: Por regla general siempre te lo cobran de alguna manera, bien sea colándote publicidad en tus sitios sin tu autorización, con un pésimo servicio o peor, perdiéndose de repente dejándote en el aire con algún proyecto al que le hayas dedicado tiempo.
  • Los Hosting Offshore son completamente legales: Existen mitos/opiniones sobre el hecho de que estos sistemas permiten contenido que otro tipo de hosting no. Sencillamente operan en sitios donde reglas como la Ley SOPA no tiene ningún efecto, por ello pueden permitirse tales libertades.
  • Coloca tu potencial inmediato real como prioridad al elegir plan de hosting: Por supuesto que es válido planificar y colocarse como objetivo trabajar para tener 100.000 visitantes/día en una plataforma, pero contratar un hosting dedicado para ello, que te cuesta mucho más y luego pasar varios años sin pasar de 10.000 visitas al día, que perfectamente van bien en un compartido, habla de más imaginación que planificación y proyección real. Cuidado con eso.
  • La frecuencia de respaldo debe ser la mejor: Nuestros proyectos web siempre estarán expuestos lo mismo a ataques que a accidentes, que podrían dejarnos en la nada de repente. Incluso un error nuestro al trabajar con el código podría dejar todo el sitio en blanco, ante estos accidentes un respaldo diario que ofrezca la compañía de hosting nos ayudaría a recuperar todo lo hecho hasta apenas 24 horas antes.

Lo más recomendable siempre es que el usuario haga su respaldo con la menor frecuencia posible, pero siempre es bueno tener este recurso para salvarnos ante una emergencia o descuido. Esto no implica que si una compañía te ofrece todo lo que buscas y su frecuencia es un poco mayor que otra que no cumple ni la mitad de todos tus requisitos, te guiarás solo por este punto. Es importante pero todo hay que balancearlo.

El Hosting es la base sobre la que descansa tu proyecto.

Por esta razón no puedes dejar en manos de cualquier compañía todo el esfuerzo y tiempo que le dedicas a tus trabajos web. Toma tu tiempo para revisar este listado con las 7 reglas de oro sobre el Alojamiento Web antes de contratar hosting y te evitarás malos ratos.