7 Errores más comunes de una página web

Pueden existir cientos de errores en una página web, por eso son muy pocos los que consiguen éxito con su blog o tienda online. Hay tanto por hacer para crear una web con buena experiencia de usuario, que la mayoría tropiezan en algo.

Errores de principiantes con su primera web

Para que no te ocurra lo mismo, abajo puedes leer los errores más comunes. Así, si ya tienes una web o estás pensándotelo, no cometerás ningún fallo.

No tener un objetivo claro

Párate tiempo en este punto, ¿para qué quieres tu web?, ¿qué vas a conseguir con ella?, ¿cuánto tardarás?, ¿hay más personas haciendo lo mismo que tú?, ¿tienes un objetivo preciso o es muy amplio?

Tienes que hacerte mil preguntas y sobre todo, reducir el propósito de tu web a un nicho muy concreto. Por ejemplo, quieres crear un blog porque te has ido a vivir a al extranjero. Pero, no hables de irte a vivir al extranjero como una experiencia genérica, habla del país, por ejemplo, Croacia. Y mejor aún si puedes centrarte en un aspecto concreto: cultura, arquitectura, ambiente nocturno…

Luego, todo el diseño de la web debe ir en consonancia con la temática, claro. De lo contrario, también crearás algo de desconcierto en el usuario.

No tener aviso legal ni protección de datos

Debes tener las página de Aviso Legal, Política de Privacidad, Política de Cookies y más, actualizada. De lo contrario, podrías meterte en un problema. Esto es algo que no mucha gente tiene en cuenta y que debe modificar una vez leva meses con su web operativa.

No es responsive

Un diseño responsive es aquel que está adaptado para todo tipo de dispositivos como diferentes tamaños de smartphones, tablets, televisiones,  ordenadores, etcétera.

Si no está adaptado a uno de estos dispositivos, puedes perder a todos los clientes o usuarios que accedan desde ahí a tu web. Además Google también te penalizará bajando tu web a los confines del buscador. ¡Necesitas una web responsive design!

No tiene buena UX

Cuando se diseña una web hay que tener en cuenta al usuario: la velocidad de carga, si puede acceder a todo desde el menú, si puede encontrar lo que busca, si es sencillo abandonar una página, o si tiene demasiados banners y publicidad. Absolutamente todo cuenta. Incluso detalles más pequeños como la tipografía que utilices pueden sumar o restar puntos.

Para ello, si no lo tienes muy claro, en internet puedes encontrar tests que te dirán la UX de tu web y todo lo que necesitas mejorar.

No has tenido en cuenta el SEO

Un fallo enorme es comenzar a crear una web sin tener en cuenta el SEO. Para ello debes encontrar a algún especialista en este campo que te eche una mano. O bien, buscar en Google todo lo necesario para que la creación de la web no le afecte luego a su posicionamiento en las SERPs de Google. Algo, por desgracia, muy común.

Compartir